Usabilidad en Software

¿Qué es la usabilidad en Software?

Actualmente existe un concepto en auge y es la usabilidad, el término parece sencillo, pero ¿De qué hablamos cuando decimos que un software es usable?

Jakob Nielsen, uno de los precursores en esta materia define a la usabilidad como un:

“Atributo de calidad que mide lo fáciles que son de usar las interfaces”

Inmediatamente nos preguntamos si es posible determinar que tan usable es una interfaz, es decir, ¿Cómo hacemos para medir la usabilidad? A grandes rasgos podemos decir que mediante pruebas de usabilidad basadas en hipótesis, “METAS” y comparaciones; y además podemos agregar que no depende de opiniones o subjetividad; como sí puede depender la estética.

En este momento hacemos un quiebre y diferenciamos que tanto nos gusta una interfaz con qué tan fácil de usar es.

Algunos conceptos importantes para medir la usabilidad son los siguientes:

  • Anticipación
  • Autonomía de uso (Pertenencia al usuario)
  • Legibilidad
  • Estabilidad
  • Eficiencia
  • Reversibilidad de acciones
  • Velocidad
  • Facilidad
  • Claridad
  • Visibilidad

Como podemos observar, no solo depende del diseño visual de la interfaz gráfica sino también de las funcionalidades y optimizaciones a nivel de programación.

El diseño combinado con los demás conceptos conforman una buena interfaz de usuario. Y cuando hablamos de diseño algunos conceptos importantes a tener en cuenta son los siguientes:

  • Conceptualización
  • Comunicación
  • Innovación
  • Universalidad
  • Versatilidad
  • Simplicidad

Cuando queremos involucrar el proceso de mejora de usabilidad dentro del desarrollo de un software complejo es necesario recurrir a nuevas metodologías. La más importante es el Diseño centrado en el Usuario. Esta metodología busca de forma iterativa mejorar un prototipo hasta convertirlo en el diseño definitivo y aprobado por el usuario, es decir, que cuando el software está terminado la usabilidad puede estar maximizada.

Como en cualquier desarrollo es importante un correcto análisis de los requerimientos pero también debemos conocer a los futuros usuarios, su entorno de trabajo, su día a día y por supuesto conocer sistemas similares.